Amistad

Mi primera vez en Crossfit

Posted on Actualizado enn


  He escrito este post con la lengua porque es lo único que no me duele. Ante todo quiero haceros saber que yo era una tía deportista, con quince años como todo hijo de vecino, corría como un galgo, saltaba como un gamo y nadaba como un tiburón pero, fue darme a los placeres de la vida y echar, no ya la curva de la felicidad sino la cadera de la felicidad. No obstante nunca he cejado en mi empeño de combatir esta genética tan maravillosa con la que he sido agraciada y echar músculo. He probado casi todos los deportes que os podáis imaginar : Mountainbike cuando las bicis pesaban 30 kilos y no llevaban marchas. Spinning con sus cullotes y su música de spinning y todo. Natación con su gorro oficial y sus gafas de bucear, sin aletas, salpicando, ala! a lo bruto. Marcha, esta disciplina la dejé pronto porque me aburría como una ostra, como una ostra coja eso si. Aerobic, lo mismo, no coordino aunque lo intente y las mallas rosas me quedan fatal, aparte de eso es que el Aerobic requiere de unas habilidades sociales de las que yo carezco, no puedo llamar a la gente cari mientras sudo, lo siento, siempre he sido más de cagarme en lo más sagrao cuando algo no me sale. Baloncesto, con mi estatura lo único que podía hacer era correr de un lado a otro de la pista con la esperanza de que me cayera algún rebote. Éramos un equipo infantil de lo más entusiasta, peleábamos como leonas y perdíamos todos los partidos. Quedamos las últimas cada año hasta que dejamos la EGB atrás pero, allí estábamos cada fin de semana para darlo todo. Después me dió por la vida cinegetica, así llegué al senderismo, la pesca deportiva y la recogida de setas de temporada y espárragos trigueros, esquivando jaras, cardos, árboles, bichos y todo lo que se ponía en mi camino, porque si algo he tenido claro en la vida, es que camino que empiezo, camino que termino. Eso de cambiar cada dos minutos de perspectiva en la vida, y querer ser hoy pescadero y mañana un unicornio blanco no me va nada, así que ahí estábamos yo, con mi caña y mi nevera llenita de cervezas y la naturaleza con su vasta capacidad de venganza para recodarme que no era más que otra simple mortal. Al final descubrí que mi sangre era un manjar para los mosquitos y tábanos y tuve que abandonar mis aficiones campestres. También sucedió que me atacaron un par de panales de avispas alcarreñas furiosas por el calor de agosto y por que les había pisado su panelito y tuve que correr como alma que lleva el diablo. Eso y que me volví megaurbana, tanto silencio estaba empezando a ponerme nerviosa.  

Tengo que reconocer que tras dejar cada deporte me tomaba un tiempito de descanso, que siempre iba acompañado de sus correspondientes comilonas y cuando ya vi, que pasaba los ochenta kilos de largo en un último acto de desesperación por no seguir cogiendo más me inicié de forma poco inteligente en el running, disciplina que practiqué con mucho afán durante casi un año, de forma más o menos irregular y teniendo como objetivo correr la Mitja con mis primas de Barcelona. Objetivo que finalmente nunca llegué a conseguir tras dejar de entrenar después de reventarme un sábado con una tirada de 11 km y mis ochenta kilos de peso. Y es que ese siempre ha sido el problema fundamental, el sobrepeso. Me he resistido con ahínco a ponerme a dieta, confiando en que mi alma luchadora y fuerza muscular natural me ayudarían a ponerme a tono y perder la barriguita (y el resto de cosas que sobresalen). Eso está muy bien cuando una es constante pero, cuando vas tres veces al mes porque no te da la vida para más y lo acompañadas con todo tipo de gastronomía sin medición ni tino, cuando tienes una fantástica vida social que incluye viajes al norte, copas por la noche con los amigotes y tapas a todas horas con sus Cañas, vas de culo, contra el viento y cuesta abajo.  

Así pasó el tiempo, mucho, me dio tiempo a escribir unos cuantos libros, casarme, cambiar de trabajo y pasar por unas cuantas Navidades más, en las que iba sumando más volumen a mi castigado cuerpecito. Hasta que fuimos madres, hasta el día en que nació Daniella y la sombra de la responsabilidad de cuidarme más para poder cuidar de ella y de Raquel cayeron sobre mi y decidir dejarme guiar a una vida más sana y tomamos la decisión de visitar a un dietista profesional y que pusiera en orden nuestros hábitos alimentarios. Tengo que reconocer que he pasado gran parte de estos meses acordándome de él y de toda su familia hasta tres generaciones venideras pero que el esfuerzo ha merecido la pena (casi ocho kilos menos) porque ya no pienso en desayunarme diecisiete Donuts y cenarme dos huevos fritos con su chorizo y su barra de pan, ahora sé que lo que entra tiene que estar medido y que de alguna manera tiene que salir cuando sobra y la forma en la que entra pueda ser de lo más placentera pero, la forma en la que sale, ay amigo aquí es donde viene el Crossfit,  puede ser de lo más dolorosa. 

  Huelga decir que llegué a conocer el #Crossfit por Raquel punto G, que es adicta a todas las disciplinas de gym que os podáis imaginar y que estaba rumiando en su cabeza cual sería el siguiente paso atlético que daría para no aburrirse levantado pesas frente al espejo mientras sus compañeros sacaban la siguiente foto que mandar a instamgram. Un día me enseño un video de un nuevo deporte que quería probar. Ya os he comentado lo de mis habilidades sociales por lo que no es de extrañar que tras ver como gente como yo (bah un poco más cachas pero apenas hay diferencia) se levantaba en anillas o saltaba cajones flamenco como mi patio de grandes me dije: “Ostia! Esta es la mía, a levantar ruedacas! A gritar y a levantar pesas como loca en plan militar. Y me vi allí  levantado mi peso, sudando, marcando músculo, terminando el circuito y no caí en la cuenta de que hacia casi dos años que ni corría en serio. No obstante allí me planté. Seguí las instrucciones del monitor y os juro que mientras me explicaba como hacer una sentadilla al estilo espartano, pensaba : “Que fácil”. Hasta qué me vio la moral con la que me enfrentaba a la sentadilla y me calzó una barra de veinte kilos para “practicar la técnica” . Fui una ingenua, pensé que practicar la técnica era hacer el ejercicio y para sacar pecho repetí varias veces la técnica y “tres veces” por unas cuantas más con los veinte kilos encima mío pues eso…De pronto noté una voz grave que me emplazó a no quemarme, puesto que sólo estábamos “aprendiendo”. Fuimos después al cajón a saltar (cosa que ya no pude hacer porque me temblaban las piernas como sí fuera un cervatillo) y a colgarnos de la barra para hacer “dominadas” . Para el alma cándida que no lo sepa, la dominada es aquella práctica atlética en la que mientras cuelgas como un jamón tienes que levantar tu peso por encima de la barbilla con la única ayuda de tus brazos. Es decir, si te queda alguna fibra sana a esas alturas te la rompes y ya sí eso te haces un torso nuevo. Cuando me colgué la barra sentí como me crujían tres vértebras y sólo pude decir “ah, que peso un huevo” y me solté. No lloré porque estaba mi mujer delante. Creo que el monitor vio los pucheros y se apiadó de mi, me llevó a las anillas y me perdonó lo de colgarme como un jamón por lo de levantarme haciendo como si remara, actividad que me levantó bastante la moral y que repetí también  hasta el agotamiento como una gilipollas.

De pronto escuché un silbido. Nos reunimos junto a la pizarra. El reloj del cronómetro marcaba veinte minutos. Me temblaban los brazos y las piernas pero pensé que íbamos a estirar o algo así, hasta que el monitor me pregunto si tenía claro el circuito  y anotó que había que repetirlo diez veces. Con mirada de pena miré el reloj y comenzó la cuenta atrás, quería huir, salir haciendo la croqueta pero las llaves del coche las tenía Raquel. Aún así respiré hondo y lo di todo, porque al final tanto con tanto esfuerzo físico me pegó una especie de subidón que sólo puedo comparar a comer queso de cabrales. Con orgullo puedo afirmar  que terminé seis rondas completas, en la número siete aunque mi cabeza lo intentara mi cuerpo no podía moverse estaba como bloqueado, en el nivel físico es un entrenamiento de alto rendimiento y en el nivel  psicológico   te pone  constamente a prueba . Te das cuenta de la cantidad de miedo que tenemos a todo: a caernos, a levantarnos, a no poder levantarnos, a no poder estar a la altura, a saltar ¿Os habéis preguntado cuánto tiempo hace que no saltáis? ¿Qué no hacéis el bruto con otros compañeros de juegos sin que parezca que estáis zumbados? ¿Os habéis preguntado cuánto tiempo hace que nos ponéis un límite digno , tanto que parezca imposible de alcanzar?

Todo eso es el Crossfit.

  
Yo iba a hablaros de las agujetas que me persiguen desde hace cuarenta y ocho horas, del dolor que siento mientras duermo. De la rabia que me da no poder levantarme del sillón con mi hija encima porque tengo las piernas bloqueadas y de que nunca he deseado más en mi vida tener pene que en este momento solo por no tener que sentarme en el baño. Iba a hablaros de que he tenido que dejar parado el coche todo el fin de semana porque no puedo meter las marchas, de que mi mujer me ha apodado velociraptor porque llevo los brazos doblados y no puedo estirarlos. Iba a hablaros del dolor que me ha perseguido durante todo el puente pero en lugar de eso voy a hablaros del orgullo que siento de no haberme dejado vencer y de haberlo intentado hasta el final. De eso y de que no pienso parar hasta que me dejen levantar las ruedas de tractor de fuera!!!

Auuuuu

  

Como sobrevivir a la nochevieja (y al día siguiente y a los planes venideros)

Posted on Actualizado enn


imageOkey. Pues hemos llegado al final de este año. Así, sin quererlo y esperarlo y con doce kilos de más en nuestro cuerpo serrano después de pasar por la casa materna, la casa de la suegra, la casa de los amigos, la chocolatada del trabajo, la cena de grupo de la promoción de EGB, la noche loca de madres de vástagos menores de un año, la quedada de viejos amigos del barrio, la de todos los antiguos compañeros de trabajo por los que has pasado y el arrejunte golosinero de los motivaos de gimnasio que te quitan la vez en la cinta de correr en cuánto te descuidas y que se quieren volver locos una vez al año sin barritas de cereales energéticas de por medio. Seeeeeehhhh… aquí te dejo unos consejillos, porque nena es el momento de enfundarse un vestido negro de lycra, ponerse tacones e ir rumbo directo a la cena más larga del año con doce uvas y botella de Champán como colofón final.

  • Primer práctico e inevitable consejo: Estas buena y lo sabes.

Nada importa, de verdad, son nuestras costumbres. ¿Tienes la lorza? Si, ¿Estarás deseando salir a correr la maratón de NY para quemarla? Si, pero… ¿Es el momento de tocar esa masa con forma de roscón de reyes que se ha pegado a tu cintura y que hace que te veas como un flotador gris de un barco transatlántico? Noooooo. Este es un mensaje de ánimo de una gordita. En la vida hay muchas cosas que te hacen feliz, una de ellas es la comida y eso no impide que puedas disfrutar de la otra “cosa” que todos sabemos. Vamos que los gorditos ligamos un montón, te lo digo yo. Y ¿por qué? Porque el no tener ya complejos de nada y haberte acostumbrado a tu cuerpo, hace que todo tu potencial sexual se emita por los poros de tu piel. Simplemente: Tienes pinta de pasarlo muy bien (en la cama también) y la gente LO SABE.

la foto 2

  • Segundo consejo: Be Water my friend.

No nos engañemos. Esta va a ser una noche chunga. Muy chunga. Ten en cuenta que el 2014 ha sido un mal año en casi todos los sentidos posibles para casi todo el mundo menos para quién le ha tocado la lotería, es decir, cada uno en su cabeza estará haciendo balance de sus cosas y con cuatro horas de cena (y bebida libre) por delante, la cosa se puede complicar y mucho, así que lo mejor es que vayas preparada mentalmente como si fueras un marine… Cuerpo, mente, alma y un fusil de largo alcance o junco hueco, respira y … tomate un par de vinitos antes para que vayas relajada.

  • Tercer consejo: Deja la mitad

Porque la cena consistirá en un remake de la cena de nochebuena (me hiciste caso y quedaste con tu amigo/a después y te diste el alegrón, ¿no?... tarde para enmendar. Esta va a ser una mala noche para localizarlo/a) A saber, habrá un plato de cada cosa más las diecisiete ocurrencias que habrán migrado hasta tu mesa desde algún programa lejano de cocina emitido en la galaxia exterior. Aun así prueba sin engullir cada cosa, menos lo que se mueva, y sonríe, sonríe hasta que te salgan las comisuras de la boca por las orejas.

  • Cuarto consejo: Vacía tu Smartphone (otra vez) y llénalo de material inflamable…

Te van a sentar otra vez con tu cuñao y lo sabes, así que para contraatacar el despropósito de la cena de Nochebuena, llena tu Smartphone de “memes” de Jota punto Iglesias, de videos de mamas Noeles dando saltitos, de niños andaluces contando chistes y así hasta que no te quede espacio y que la suerte te acompañe. Hazte también un video megalargo de FaceBook, con mil fotos contando tu año, enséñaselo cada vez que te diga “ah ah ah ah mira mira mira…” y no borres ese material hasta que sea día dos de enero.

  • Quinto consejo: prepara una frase de felicitación y cópiala al portapapeles de tu teléfono.

¿Qué queremos que Guachap explote esa noche y no nos invadan miles de mensajes Spam en cadena? Sí.

¿Qué no va a suceder? También.

Copia / pega.

Todo (TODO) el mundo lo hace.

  • Sexto Consejo: No olvides tu ropa interior de color rojo.

Okey. Doscientos treinta y ocho platos han pasado por delante de ti y no has explotado. Quedan quince minutos para que den las campanadas y alguien, por ejemplo tu bisabuela o tu tía lejana de Alpedrete, te pregunta : ¿te has puesto las bragas rojas? Si la respuesta es no, prepárate para calzarte una bragas del cajón de tu madre, tía o abuela de cuello vuelto de color rojo intenso. Luego no me digas que no te lo advertí.

la foto gato

  • Séptimo Consejo: Las uvas a puñaos.

Ni dios se entera como se comen las uvas en España y menos los que presentan las campanadas. Yo las meto a puñaos en la boca y así acabo antes. Procuro sentarme frente a alguien que no me haga reír para no liarla parda y listo!! Feliz año!! Con mis quince o veinte uvas en la boca.

  • Octavo consejo: ¿Te vas de cotillón?

 Good!! Prepara cien pavos y unas manoletinas de 3 euros para tus castigados pies. El cotillón de nochevieja es ese sitio en el que pagas por entrar cien euros, te dan garrafón, un gorro de papel, un matasuegras y en el que no hay ni una mesa libre para sentarse, así que si elegiste ir allí con tacones mala suerte. Ni ligarás, ni te darán una copa en condiciones, ni volverás a sentir tu metatarso. Hazte con unas manoletinas del Primark baraticas, anda y por lo menos sentirás tus pies al día siguiente.

  • Noveno consejo: ¿Churros? Si , por favor…

La nochevieja termina cuando te has comido la media docena de churros de rigor, tras siete horas bailando chunda-chunda y con los pies moraos. Es tu momento, sal de la disco acompañada por los zombies que quedan a esas horas y vete a la churrería del barrio. Tu cuerpo necesita esa grasilla extra para dormir las diez horas del tirón que necesitarás para volver a ser persona.

la foto 1

  • Décimo consejo: Pon el modo avión.

Inmediatamente después de salir de la churrería pon el modo avión en el teléfono y no vuelvas a tocarlo hasta el día tres de enero. El momento en el que estás ahora es un momento de cansancio y debilidad extremo y puedes ser víctima de la suscripción a un año de gimnasio o master de Ingles por internet. Al día siguiente (a este) no recordarás haberte suscrito y empezarán a gotear las cuotas en tu cuenta corriente.

Bender-aplausos… Y hasta  aquí mis diez consejos. Feliz salida y entrada de año.

Te espero en el 2015, no dejéis de venir por aquí (o por tuiter eso ya tú mismo) y contarme si tuvieron resultado.

Beeeeesoooosss

La arboleda

Posted on Actualizado enn


IMG_0351.JPG

En los árboles quedaron, atrapadas las infancias
De los que huyeron buscando un futuro
Ocultas en semblantes de esperanza
Quedaron solas, atrapadas las infancias.

Sobre el otoño dorado
Que caía en la arbolada
Descubriendo ramas desnudas
Nervudas
Y dilatadas.

Se despidieron trazando el conjuro
Aquella madrugada
El mismo que otros años
Dejarán otras miradas.

En los árboles quedaban atrapadas sus sonrisas
En las hojas las palabras
Que sin querer decir decían
Todo lo que sus bocas callaban.

Allí quedó su aliento
Allí en aquella arbolada
Tras cada recreo fugitivo
En los senderos del bosque, que siempre rondaban.

Y no pensaron en el dolor
Y no pensaron que tras la arbolada
Y no pensaron que el trasiego de los años
La tibia corteza resquebrajara.

En los árboles de ese parque
En las gotas de esa mañana
Grabaron en piedra corazones
Y en corazones grabaron esperanza.

Sobre las hojas marchitas el tiempo
El dolor se resbala
Dando paso con cada latido
A las personas del mañana.

Sobre la mansa noche
Sobre la fresca madrugada
Sobre las promesas que se hicieron
Al llover se desdibujan.
En pequeños recuerdos
Mínimos

Como las mañanas,
Que pasan volando sin saber
Sí volverás a tocarlas.

Lovely Blog Award 2.0

Posted on


Hace algunas semanas, cuando estaba comiendo una hamburguesa en el Fridays del tamaño de mi cabeza, recibí un mensaje en Wordpress, avisándome de que el Blog Entendemos me había nominado al premio Lovely Blog award.

Bender-aplausos

¡Que emoción! ¡Un premio y encima me pilla comiendo, genial! …  ooohhh Wait … “¿queseto?” . Pensé, intentando no atragantarme con la carne de Buey. Seguidamente fui a su blog y me encontré que era un premio que un bloguero Friendly te da, y que tienes que devolver, y como soy muy social, especialmente en verano, pensé : <<Ahora mismo no, porque ando más liá que la pata un romano pero cuando pase la tormenta eléctrica de acontecimientos y consiga digerir esto, me pongo a ello>>

Y en ello estamos, querida, en ello estamos.

 

Primero contestaré las once preguntas de rigor

 

1-      ¿Qué te aporta el blog?

Escribir en mi blog me da la libertad de hacer lo que me dé la gana con lo que escribo, sin tener que atender a demandas sobre temática, forma, medio o tono de expresión. No soy muy de acordarme de la madre de nadie en i- público, pero si me apeteciera hacerlo, lo haría libremente. Además me da la posibilidad de conectar con mis lectores y que ellos puedan estar seguros de que lo que transmito es real, cierto y sincero. Si doy una opinión sobre algo en mi blog, estoy diciendo lo que pienso sin filtro.

También me resulta un medio muy útil para dar información sobre mis libros, sobre eventos, sobre las locuras que se me ocurren y sobre las que me dan un miedo atroz.

Ser bloguero mola, y mantener la independencia más. Ahora mismo solo me planteo escribir en los Sites que me permiten cierta libertad e independencia en el contenido. (HULEMS os sigo teniendo en mente, de verdad, es que se me complica la existencia por momentos…)

2- ¿Con qué frecuencia escribes?

Pues depende del tiempo que tenga libre o como ande de creatividad. Hay posts, que sí o sí, me obligo a redactar que sobre todo comprenden eventos: Presentaciones, publicaciones, colaboraciones, ferias de libros… etc. En lo demás, me dejo llevar y a ver que sale. Me gusta sobre todo comentar películas que he visto y me han encantado o libros que he leído e igual. Antes tenía más tiempo y escribía relatos para colgarlos, pero este año se va a presentar bastante complicado por temas personales y profesionales, por lo que puede que no publique con la frecuencia que me gustaría. No obstante debéis saber que os agradezco mucho el tiempo que dedicáis a pasaros por aquí y que siempre os tengo en mente.

 

3- ¿Por qué decidiste crearlo?

Para tener un canal de comunicación con otras personas como yo, que amasen la literatura. Ahora se ha convertido en un medio de conexión con las personas que leen algún libro mío y quieren estar al tanto de mi trabajo. Es muy gratificante ver que hay lectores interesados en lo que haces.

4- ¿Cuál es el mejor momento del día para ponerse a escribir?

El mío es la mañana, sin duda.

5- ¿Cuál es el mejor recuerdo?

Cada vez que publico un libro tengo un buen recuerdo ya que la respuesta de la comunidad que sigue este blog, suele ser muy buena. No solo visitan, Retuitean y recomiendan , es tal la cantidad de información positiva que recibo en cuánto comunico una nueva publicación, que termino siempre mirando mi  móvil encima de la mesa – que se pone solo en modo terremoto —  y con lágrimas en los ojos.

6- ¿Café o té?

Los dos, pero sin mezclarlos.

7- ¿Cuál es tu libro preferido?

No puedo elegir, estoy segura de que el mejor libro que pueda leer, está por venir.

8- ¿Y tú frase preferida?

Cada uno es responsable de su orgasmo. (Es de mi mujer, estoy por ponerle una tienda de camiseta rotuladas)

9- ¿Amanecer o atardecer?

Amanecer siempre.

10- ¿En qué lugar del mundo te has vuelto a encontrar?

La rioja.

11- ¿Has respondido a todas las preguntas? 😉

Ummm, sip!

 

Mis once nominados

http://ahoralourgenteesesperar.blogspot.com.es/

http://misentidoaracnido.blogspot.com.es/

http://javiersedano.blogspot.com.es/

http://proudstarinthecity.blogspot.com

http://lesbblog.com/

http://www.elandamio.org/

http://gemo8.blogspot.com.es/

http://libroseduardogarcia.blogspot.com.es/

http://ficcionpanadera.blogspot.com.es/

http://lmadrigueradelasconejeras.blogspot.com 

http://lesbianaquejica.blogspot.com.es

 

¡¡¡¡¡¡ Felicidades!!!!

one-blog-lovely-award-probando-mundo

 

Instrucciones para que tus tres generaciones venideras no sean condenadas a un terrible sufrimiento si cortas la cadena de los Lovely Blog Awards

 

Debes:

 

a)      Contestar las once preguntas de abajo que ahora, después del siguiente Ron Cola, rellenaré con premura.

b)      Conceder el premio a otros Once blogs. (pon una fotico o algo que sino queda mu soso)

c)       Seguirlos (no hasta su casa, virtualmente, se entiende)

d)      Y continuar …. (con vuestra vida bloguera, la real se supone que sigue adelante sola)

 

(opcional: Avísame cuando hayas nominados a otros, me quiero enterar de las respuestas…)

 

Mis once preguntas

 

1.- ¿Por qué crear un blog?

2.- ¿Qué cualidad piensas que es la indispensable para mantenerlo adecuadamente sin que la gente que lo siga pierda el interés?

3.- ¿Has colaborado con otros Blogs? Háblanos de esas experiencias.

4.- Define tu Blog en una sola frase.

5.- Defínete a ti mismo como bloguero.

6.- Si tuvieras un gran proyecto en la vida, lo que viene siendo un sueño vital, en qué medida crees que te ayuda tener un blog.

7.- Danos un motivo por el que cerrarías definitivamente tu espacio virtual.

8.- Donde crees que está la línea entre lo blogueramente aceptable y lo que pasa al Voyerismo.

9.- Crees que en España se podría vivir de un medio como un blog, como ya sucede en otros países y en este caso, al haber intereses económicos, crees que se comprometería la independencia de los blogueros.

10.- Cuál ha sido el momento más emotivo que has vivido en tu blog.

11.- Cuál ha sido el momento menos emotivo que has vivido en tu blog.

 

 

Gracias de nuevo a http://entendemos.wordpress.com/ por nominarme y enhorabuena a todos. No dejéis de avisarme, estaré encantada de leer vuestras respuestas

Lo fundamental

Posted on Actualizado enn


juguete rotoNo creo que hay nada más cruel que la ausencia de algo. Está lo tácito sí, las cosas que se hacen a conciencia. Las acciones que van en lote, una detrás de la otra, con el único objetivo de dañar a los otros y estas son, la mayoría de las veces demoledoras. Pero qué me decís acerca de la ausencia de las cosas, de los silencios, de las enormes explanadas de actos conscientemente éticos que jamás acontecen, qué tenemos que decir de las dimisiones ausentes, de no comparecer ante una masa que te elige. Supongo que como parte de la sociedad algo tendremos que decir. ¿Cómo lo haremos? ¿Cómo no se rompe uno ante esta impermeable deferencia que le rodea? ¿Cómo – según decía Cortazar- Nos Rehabilitaremos, tííía? de esta absurda rutina en la que pasa un día y otro y otro y nada cambia, excepto las cosas que cambian y entonces te das cuenta de que has trabajado en balde.

De que llevas toda la vida peleando para nada.

Bueno, para nada, para nada, no. Te has convertido en persona, que sabe, entiende y huele. Que no le gusta mentir y quiere por encima de todo seguir preservando lo más importante de sí misma. Poder seguir mirándose a la cara.

Aun así es cruel. No poder tener el futuro por el que nuestros padres pelearon y corrieron descalzos, es tan cruel ver cómo se escapa de las manos la oportunidad de trabajar para una población que no se merece, óiganme bien, no se merece la mediocridad de una clase política que les veja y les humilla, que no tengo suficientes palabras para condensarlo todo. Cómo lo haremos, para olvidar, cosas tales como que la gente se tire de las ventanas de sus casas y seguir hacia delante. No habrá con el tiempo una especie de memoria histórica, una especie de generación que nos pregunte ¿Cómo podíais estar tan tranquilos mientras todo se iba desmoronando?

Hoy me han preguntado por el papel fundamental de la literatura en época de crisis. Diría que ahora, a los que a veces intentamos escribir y lo conseguimos, solo nos queda el arte, la belleza de las personas honestas que nos rodean. Las sobremesas con los amigos y la familia apurando la última copa de vino. Las sonrisas de los niños que inocentes nos miran con una permanente interrogante en la mirada:

¿Me explicas esto?

No que se me haya roto la maqueta. No. Explícame como hemos llegado a esto, te perece leer en su mirada y tú, como parte antigua de la sociedad que está cansada de trabajar para que uno detrás de otro le roben, te quedas sin habla.

Que cuál es el papel fundamental de la literatura en época de crisis. Qué como arreglamos esto…

Con mucha imaginación cariño, con mucha imaginación…

Prueba de vida

Posted on Actualizado enn


dibujodelapicesparaimprimir5En determinados momentos, tal vez con más frecuencia de la que me cuesta reconocer, entro en las redes sociales solo para verificar que todo sigue igual. Miro y compruebo que el cielo es azul, que la gente sigue comiendo y bebiendo, que continua la huelga de basura en Madrid y que los zapatos siguen siendo el objeto fetiche favorito del postureo. Miro y me pregunto si no nos habremos vuelto un poco locos con nuestras habilidades exhibicionistas. Miro para darme cuenta de que sigo siendo un poco Voyeur y al hacerlo me doy cuenta, tomo consciencia, de que ha pasado mucho tiempo desde que nos maravilláramos por primera vez con el tema de las conexiones cibernéticas sociales.

En el presente redes como Twitter pueden levantar o destrozar una imagen pública. Estoy convencida de que no tardando mucho tiempo en los centros de enseñanza habrá asignaturas de sociabilización no interpersonal sino cibernética. Soy consciente de que lo que afirmo es una verdadera locura pero, podría ser perfectamente viable que en un futuro inmediato se evaluará la capacidad tecnológica que uno tiene para vivir.   ¿Qué no? … pues que alguien me explique por qué en determinadas guarderías los niños de 1 a 3 años ya tienen Ipads.

Me acuerdo mucho de cuando era una niña, de cuando aprendí a escribir con un lápiz y una libreta, de cuando me leí mi primer libro en papel y fue una experiencia maravillosa para mí. Empezar, tomarme un tiempo acorde a mi edad, asimilarlo, sin otras interrupciones y acabar con muchísima pena. Invadida por la triste emoción de que había perdido algo al terminarlo pero también feliz por la sensación de plenitud al haber podido construir en mi mente imágenes y sensaciones desconocidas. Y así toda mi infancia, con muchísimo tiempo por delante para leer, para aprender, para relacionarme, para tomar también consciencia de que no tenía todo lo que quería al alcance de la mano pero, teniendo la esperanza siempre de que si esperaba o peleaba lo suficiente algún día llegaría a conseguir todo lo que me propusiera. Incluso llegar a construir mis propios mundos imaginarios. Ahora con el paso del tiempo, me he dado cuenta, de que esa falta de información que teníamos respecto a todo, hace veinte años, en realidad era un escudo de protección impagable, puesto que nos ha dado la oportunidad de descubrir casi todo, a su debido tiempo.

Yo no quiero que mis hijos tengan un Ipad a los tres años. No tengo hijos pero, el día que los tenga, me niego a que terminen estresados, deprimidos, enganchados a un mundo virtual que no funciona como funciona la vida real. Las personas somos de carne y hueso, tenemos que tocarnos, hablarnos, mirarnos, darnos la oportunidad de conocernos, pelearnos y reconciliarnos con cierto toque gráfico sobre la capa del cielo. Me niego a que hagan amigos cibernéticos y con el paso del tiempo rompan relaciones que no han existido en este pequeño mundo alienígena en el que tenemos que convivir todos y que eso les haga daño. Me niego a que se les manipule, se les bombardee, se les sature y se les enseñe que la realidad es la que no es, es la que no debería ser. Todas las personas tenemos intenciones detrás de cada uno de nuestros actos, incluso de los más inofensivos y cibernéticos actos. Nos posicionamos ante las cosas que suceden a nuestro alrededor desde nuestro interés y eso no es necesariamente malo, excepto cuando lo que se quiere es dañar y se perpetra desde el anonimato. Desde el anonimato y desde la crueldad.

Reconozco que a veces pese a todo lo cruel que encuentro, miro. Entro, veo desgracias y sigo mirando. Entro, veo fotos de gente que fue importante para mí y ya me importa un carajo y salgo. Entro, veo que todo está corrupto, salgo. Entro, miro en otro idioma, otros Timelines y siguen igual de descorazonadores. Salgo, entro y así, hasta que veo una foto de unos zapatos, unas radiografías de un pie, una nube, un faro, una portada de un libro, un emoticono sonriente y entonces ya sí, me encuentro y asimilo que mientras tú miras en ese espejo, ese espejo te mira a ti y que estáis condenados a que uno se cuele dentro del otro y el otro se cuele dentro de una…

A veces echo de menos la infancia, tantísimo…

¿Os he dicho ya que me gusta escribir?

Sopa milagrosa de pollo o eso me dicen

Posted on Actualizado enn


No suelo hacer esto pero veo que estáis malitos.

Ingredientes para sopa de pollo mágica

Seis alitas de pollo

Una cebolla

Apio

Un puerro

Cinco zanahorias

Clavo (tres)

Una hoja de laurel.

Un vaso de 30 cl de vino blanco semi-dulce (un vaso que utilices para el agua)

Sal

Agua

Si alguno de estos ingredientes te produce alergia no la hagas.

Lavarlo todo bien para quitar cualquier rastro de tierra, especialmente en el puerro, depilar las alitas de pollo, Pelar las zanahorias y meter todo lo anterior (menos el vaso de cristal) en la olla Exprés. Cubrir de agua de forma que sobren cinco dedos por encima del contenido solido de la olla. Ponerlo a fuego máximo hasta que empiece a sonar. Cuando empiece a sonar contar veinte minutos y apagar. Dejar que salga el vapor.

Nota: Asegúrate de que hay suficiente agua y de que la pesa de la olla no está bloqueada, puede explotar sino sale el vapor correctamente. Si no sabes ponerla puedes hacer el caldo en una olla normal, tardará una hora en cocer pero, no correrás el riesgo de explotar.

Pon a cocer en otro cazo cuatro huevos.

Mientras que se cuecen los huevos saca las alitas, se tienen que desmenuzar. Límpialas y extrae solo la carne. Ni piel, ni huesos, solo carne.

Hay a gente que le gusta comerse la cebolla y todo lo solido de la sopa, yo lo cuelo todo menos la zanahoria porque soy un poco especial para las texturas. El caldo que tienes es la base de la sopa. Debe haber quedado como litro y medio más o menos.

Los huevos ya deben estar cocidos, mientras limpiabas la carne. .Pélalos

Pon en otra cazuela la base del caldo de la sopa, la carne de las alitas, las zanahorias, tres puñados de fideo cabellín y  ponlo todo a cocer, ve echando sobre la marcha los huevos cocidos en trocitos.

Deja cocer diez minutos. La sopa debe tener un aspecto más denso, y oler a algo dulce. Pruébala y ajústala de sal. Deja reposar cinco minutos.

Servir y convencer a alguien de que te friegue los platos… XD

Y ya está sopa milagrosa on the road.

Come todos los días un plato o tazón  para sobrellevar mejor los resfriados, catarros, gripes, anginas…etc .

Verás cómo mejoras.

Consejo: no te gastes un dineral en comprar por separado el apio, puerro, etc, busca en tu super las bandejas para preparados de cocido, viene casi todo.