Blogilidad

Posted on Actualizado enn


CafesoloBNPienso en una vida sin ti y se me hace tan insoportable. Imagínate. Levantarse por las mañanas y no poder olerte mientras duermes. Buscar entre las sabanas y solo hallar un vacío, un enorme pozo frío, lleno hasta el borde de soledad. Luego bajar al suelo y buscar la prensa, una taza de café, mis zapatos de estar en casa, alguna cosa que me hable sobre ti.

No tengo más remedio que sentarme aquí a confabular con otros seres humanos la forma de invadir aunque sea una pequeña parte de las ínsulas que nos rodean. Con mis piratas he convenido en que debemos hacer la entrega silenciosa, dar poco a poco algo a los que nos rodean para que el resto puedan recordarnos. Entraremos en las casas por las noches, cuando otras camas y otros sueños estén llenos de nada y allí quedará lo nuestro: el esperma caliente de un amante furtivo.

Serán nuestras palabras, los relatos que hicimos, los micro cuentos que le dimos al “todo” lo que nos devuelva algo. Perdonad mi ausencia, he estando tan ocupada. Soñando las vidas de otros, viviendo las vidas de otros, queriendo ser parte de otros que ya casi había olvidado lo más importante. Dónde nació todo esto. Lo que me habla sobre ti, cuando tú no estás.

Vamos a conquistar el mundo. Sorberemos cada uno nuestra taza, llena de pensamientos mágicos que trasladarán algún evento cotidiano hacia el “todo” de los demás, solo para que alguien que está leyéndonos en un solitario café, o playa, o apartamento a kilómetros de aquí pueda sonreír mientas apura su copa invasiva de palabras. Siempre me han hecho gracia las películas en las que varias personas, alrededor del mundo se conectan a un solo sitio a leer y sonríen.

Solo sonríen pero, creo que a veces, eso es suficiente.

Si estás en Londres en un café y echas de menos tu casa, escríbeme.

Si estás en Madrid y vas camino de un trabajo que se te hace insoportable, escríbeme.

Si estás tomando el primer desayuno de la mañana y esto te hace sonreír, escríbeme.

Si estás a punto de dejar a tu novia por tu amante y juntas os reís en la cama, escríbeme.

Si no te leiste mis libros, porque te parecía una imbécil, da igual, tú escríbeme.

Si fui alguien para ti pero ya no te recuerdo, escríbeme.

Si fuiste alguien para mi pero tampoco me acuerdo. No importa, escríbeme.

Si estamos a punto de vernos y antes nos miramos con otros ojos, tú, no dudes, escríbeme.

Si vienes a este sitio esperando que invada tu ínsula, está bien, escríbeme.

Si todavía no sabes porqué estás aquí, si. Escríbeme.

Pienso en una vida sin ti y se me hace tan insoportable, no por como pasan los días o las horas o los minutos, sino por como lo hacen los silencios que me hablan sobre ti cuando tú no estas. Lector. Bloguero. Parte de esta comunidad enredada en la que sujetamos nuestros sueños. No dejes de sonreír cada mañana mientras tomas el café y de buscar entre todas las opciones, siempre la mejor, ya sabes. Café con leche y un poco de “Blogilidad” .

2 comentarios sobre “Blogilidad

    Noemi (Murcia) escribió:
    noviembre 27, 2013 en 10:54 am

    :-))))))))))))))))
    Te escribo, guapa, como lectora fiel de tu blog, para decirte que tu musa, presente o ausente, es una inspiración estupenda. Y lo sabes, japutilla!
    Un besazo a las dos.

    PD: Conste que he sonreído desde la 1ª frase del post… Me ha encantado.

    monicamartin respondido:
    noviembre 27, 2013 en 10:56 am

    Gracias!!! Besotes

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s