Con los pies descalzos

Posted on


Walt Whitman

Leí a Walt Whitman tarde, siguiendo la estela de Lorca. Hasta entonces no había conocido a nadie que celebrara la vida con tantas ganas en pleno siglo XIX. “Hojas de hierba” es mi libro de cabecera.

Whitman se ríe de las clases sociales, los intelectuales de postín y la iglesia católica, pero predica la igualdad entre seres humanos, desde las propias partículas que nos dan vida, como un milagro de Dios (trascendentalismo), pese al racismo que había en EEUU. Escribió el poema O Captain! My Captain! (¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán!), recitado en la película “El club de los poetas muertos”, en homenaje a Lincoln tras su asesinato.

Habla del sexo de forma natural. Somos libres desnudos en plena naturaleza, a la que adora y de la que formamos, según él, parte; cuando en esa época, que una mujer enseñara un tobillo era adrenalina pura.

Vivió…

Ver la entrada original 216 palabras más

Anuncios

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s