Adviento

Posted on


 

Llega la navidad. Todos los años escribo algo sobre la navidad. Muchas veces me he limitado a hablaros de mi infancia, de mis amigos cuando era pequeña, del frío que pasaba o de mi madre haciéndonos un cordero a toda la familia. Ahora he descubierto que odio el cordero. Me he comido cientos de porciones de cordero asado y cuando lo recuerdo tengo ganas de vomitar. Sospecho cual es el motivo de esa náusea pero, no voy a hablaros sobre de mi vida sentimental. No me apetece , no tengo ganas y recordarlo hace que me ponga físicamente enferma.

 

Vamos a hablar sencillamente sobre la navidad, ese acto religioso que ha pasado a ser una costumbre en las familias de este nuestro país. Voy a confesaros algo. A mi me gusta la navidad. Cuando era niña disfrutaba viendo la calles adornadas con luces de colores, me lo pasaba pipa cuando nevaba y siempre era buen momento para adornar la casa con los mismos colgajos de otros años. Para nosotros no tenía una connotación religiosa. Poníamos extremoduro, bebíamos vino, mi madre compraba comida para un regimiento. Después llegaba el turno de los amigos. Los amigos de mis hermanos claro, porque yo era demasiado pequeña como para traer amigos a casa. La verdad es que tampoco tenía muchos, era extremadamente tímida y establecer relaciones a largo plazo con otra cosa que no fueran libros me resultaba raro. Tenía miedo a querer a la gente. Sigo teniendo miedo a querer a la gente. Por eso ahora estoy hablando de la puta Navidad, porque es ese momento del año en el que cenas con la gente que quieres, en el que a veces la gente que quieres se emborracha, a veces la gente que quieres no está sencillamente y no puedes hacer nada para remediarlo. Es demasiado pronto para llorar. Todavía quedan muchos días para ponerse triste. No me extraña que la gente se corte las venas en navidad y se tiren por un puente, es el momento del año en el que o te emborrachas para olvidarte de toda la comida que esta encima de la mesa y no estas dispuesta a digerir o el sufrimiento de verla corromperse puede resultar sencillamente insufrible.

Es el momento del adviento. Funcionamos como animales, miradlo, han encendido las luces y ya estamos como locos. Salid a la calle, vais a ver que a pesar de estar en plena recesión económica no nos cortamos un pelo. Todo el mundo se va a dejar la visa y medio riñón para resarcir a los demás por el daño que les han hecho durante el resto del año. Pondrán regalos bajo el árbol, el matorral o el seto y cantaran villancicos que niños demoníacos y súper explotados han vomitado en algún estudio de grabación del tercer mundo. Todos estaremos súper contentos, súper borrachos, súper felices. Esperaremos al día 22 para ver si el calvo ha decidido dejarnos un regalo que nos apañe el cuerpo. Nos moriremos de frío en interminables colas que serán los peajes que pagaremos por nuestros pecados. ¿Sabéis qué?.Paso. Yo no quiero nada. Lo digo en serio. Ni un regalo. Al menos nada material. Me encantaría recibir cartas, millones de cartas de la gente que quiero y de la que no me conoce de nada, mandándome mensajes sobre algo verdadero que no estén sesgado por luces de colores. Me encantaría llegar a un enorme árbol que estuviera en cualquier parte del mundo y ver bajo sus ramas blanquecinas sobres de personas a las que les importo y que han decidido dejar con su puño y letra lo que de verdad tienen dentro.

¿Os habéis parado a pensar lo que representa sentarse a escribir una carta de tu puño y letra?. Meditarlo durante unos minutos, eso es un regalo. No hay vuelta atrás.

Eso es lo que representa para mi la navidad.

Personas que invierten diez minutos de su tiempo en, de verdad, mostrarte lo que sienten hacia ti.

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s