Fin del mundo, otro más

Posted on Actualizado enn


Alguien me ha dicho que el fin del mundo es este viernes. Yo quiero aprovechar para dejaros un mensaje en el caso de que la mayoría de nuestra afortunada civilización desaparezca. Creo que será complicado en ese caso que esa pequeña minoría pueda conectarse a internet por la vía convencional, no obstante, seguro que algún satélite sigue por ahí arriba amenazando con caerse sobre cualquiera de nuestros océanos en el futuro. Ese satélite (y otros dos más) te darán suficiente cobertura para leer algunas páginas. Aprovecha y lee esta. (Qué voy a decirte yo, es mi blog)

Bien, ha llegado el día del juicio final. Yo espero estar muerta, solo por no tener que decirle a una muchedumbre cabreada de personas: os lo dije. A todos los que me han acompañado durante mi vida se lo he dicho en alguna ocasión. Viene el fin del mundo aprende a raparte el pelo. Deja de mirarte el ombligo, come de todo. No seas sibarita, haz amigos. Viene el fin del mundo, ¿no te lo había hecho ya?. Incluso muertecica estoy feliz, en el holocausto final no pillaré atasco porque no habrá carreteras y si alguien tiene los huevos de circular por ellas seguro que no encuentra buenas compañías.

Durante mi larga vida, que ya llega a los trescientos treinta y tres años, tal y como le dije a mi sobrino un día, puedo sentirme orgullosa de no haber escatimado en afecto. He sido muy perra solo con el objeto de satisfacerme pero, también muy fiel. Aprende esto, en el futuro jode solo a quien no sea tu amigo, pareja o familia, a quien quieras, respetes y aprecies trátale con cariño y amor. He aprendido también que en la vida hay que trabajar, aunque sea en cosas que no nos gustan, para poder comer en el futuro. Esto te dará una inmensa habilidad en un montón de tareas que te dan por culo pero, al mismo tiempo, ejercitará tu paciencia y tu tolerancia a la frustración y siempre te quedarán tus sueños (si es que puedes dormir y soñar) para idear la forma de ser feliz en un futuro.

Vale, has resistido, no estás para tonterías, iré al grano. Caigas en el grupo de personas que caigas, por favor, respeta al que quiera contarte historias a viva voz o por escrito. Habrá quien te proporcione seguridad, luz, comida, agua, alguna manta, eso te hará feliz al principio pero después pasarán los días, la humanidad no levantará cabeza y tú echarás de menos que alguien te cuente alguna historia. Porque necesitarás soñar, no con la lotería que habrá desaparecido, sino con otras vidas de otras personas que parecen no ser tan desgraciadas como tú en ese momento.

Para sobrevivir lee, cuando el resto de cosas hayan desaparecido.  Aprende de todo aquel que quiera enseñarte algo y ten la humildad de reconocer todos y cada uno de tus fallos.

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Fin del mundo, otro más

    Maritornes escribió:
    octubre 19, 2011 en 10:15 pm

    Me ha encantado. No creo que, ni con un fin del mundo encima, la mayoría de la gente sea capaz de eso. La gente nunca se equivoca, recuerda eso.

    monicamartin escribió:
    octubre 20, 2011 en 4:42 am

    Creo que es importante no solo rodearte de personas que sean francas contigo sino aprender a escucharlas. La mayoría de las veces es difícil encajar que comentes fallos, sobre todo cuando todo te va bien. Es necesario para seguir no mejorando sino simplemente viviendo que alguien, quien sea, te tire de las orejas aunque sea con cariño.

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s