Fionna mi amor, comete un puñado de aceitunas…

Posted on Actualizado enn


Vuelve a ser lunes. Día en el que tomo conciencia de casi todo cuanto me desampara. Llueve, es el problema que fundamentalmente tengo. Ayer, durante tres horas fui de feliz a increíblemente feliz. Tu, yo, nosotras. Shreck en la tele. La fuente de palomitas y el fútbol de extrarradio sonando en las casas de nuestro barrio. Me dejo acunar en tus sentidos y a los tres minutos me doy cuenta de que no se puntuar. Puntualizar sobre las íes de la vida nunca fue mi fuerte. Hay quien considera un verdadero escarnio ser una misma. Escribo telegramas a destiempo y después de romper en pedazos todas mis palabras me deshago en lágrimas inconclusas de amor desesperado, tal vez porque a pesar de intentarlo, no distingo los puntos de las comas. Las comas de las comidas. Las historias de ficción de la puta realidad.
Vivo atrapada en un presente que se me escapa, mientras releo casi todo lo que escribo concluyo que no te he rellenado el bol de aceitunas. A ti, mi cerdita. Mi ogra. Mi ser decente que ruge vapores de sensualidad en la charca de la vida. Yo quiero hacer el angel contigo en unos lodos Egipcios. Ahogarme en el mar muerto. Flotar sobre novelas de colores que hablan de todas las personas que en mi habitan, que en mi gritan, que en mi lloran, aunque todas nosotras sepamos que en realidad no serán mas que lo que son. Personajes. Escritos sin pretensiones, sin esperanza, sin fe. Personajes que te gustan, que a mi me exasperan, que a las dos nos piden moler con aceitunas del huerto una historia que no muera.
Fionna, cariño, terminate el bol de aceitunas crudas. Desnudate. Voy a sembrar en tu vientre huesos de historias que nunca terminen. Aquí, en este espacio que nos separa, siempre olera a Aceite.
Con mayúsculas en honor a todos los romanos que metieron sus penes en la piedra que molía la fruta de lo prohibido.
No seremos hitos, personajes, pedestales, solo una persona que escribe y otra que disfruta leyendo.
No seremos mas que lo realmente somos.

Anuncios

Un comentario sobre “Fionna mi amor, comete un puñado de aceitunas…

    Rachel escribió:
    junio 6, 2011 en 11:49 am

    Tu me rescataste de la torre y de las garras del dragón…
    Al final del todo, queda lo que realmente somos. Y para mi es un placer verte sonreir viendo una película mientras compartimos un bol de palomitas. 😉

    Te amo Mónica

    pd: esas tunaaassss como me gustan!!

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s