Requiem por un Zueco

Posted on Actualizado enn


De pequeña era rolliza, de adolescente fui ancha, cuando llegue a los veinticinco me definí como fuerte y ahora que ya paso los treinta he decidido asumir la realidad. Estoy gordita. No entro dentro del canon de las cadenas de moda que se reproducen en las grandes superficies y aunque no tengo ningún problema en hablar sobre mi peso o mi talla, al parecer estos supermercados que nos marcan las tendencias si que lo tienen, especialmente en cuanto a que cantidad de centímetros corresponden a mi tallaje, no se aclaran sobre si uso la 44, la 46 o la 48. Incluso este año he podido comprarme un pantalón de la talla 42, una especie que estaba en extinción en mi armario desde la última glaciación del globo terráqueo

Hace quince años me importaba. Salir de compras con mis amigas, pedir mi talla de pantalón, usar camisetas de tirantes, ir a la piscina, quedarme en ropa interior frente a ellas que lucían unos vientres planos espectaculares, e incluso simplemente llevar chanclas me hacía sentirme fea, desagradable, rara…. con el tiempo descubrí que esto era más producto de la atracción natural que sentía hacia alguna de ellas que un rechazo hacía mi cuerpo. Ahora estoy deseando quedarme en pelotas, me siento super cómoda, cualquier excusa me parece buena; el aire, los pájaros, este insufrible calor. He vuelto a verme en fotografías de aquella época. Hacía todos los días deporte, cuidaba más mi alimentación y estaba estupenda, apestaba a bollo a tres metros de distancia con ese pelo a lo Demi Moore en Gosth, pero estaba dentro de lo aceptable. No caeré en el tópico de que me follaría a mi misma, porque me respeto demasiado para hacerme ciertas guarrerías, pero era sin lugar a dudas era una opción muy aceptable para divertirte, carrete no me ha faltado nunca la verdad.
Hace quince años pesaba veinte kilos menos y en Zara no había talla para mí. ¿Lo puedes creer?. Creételo.
Ahora peso veinte kilos más y solo encuentro camisetas de animalitos en Lefties. Me veo mejor con una osita coronada en el pecho que sin ella, era eso por tres euros, o adquirir uno de esos blusones de señora mayor de estampados cromáticos imposibles y acabar con mi vida sexual de un plumazo. En serio, la camiseta de la osa me encanta, la relación calidad-precio es de lo mejorciro que he visto en los últimos diez años. Tres euros, dos lavados semanales, la he metido en la playa, la he mojado con cloro de la piscina, he sudado tinte pelirrojo sobre ella y tras cada lavado está cada vez mejor.
Así si, ves? Una puede ser gordita y verse guapa sin morir en el intento.
El caso es que ir de compras me recuerda a esa frase que lees en algún bar en el que te has parado a desayunar la de “Sea paciente está en España”, nooo, la otra, la de “hoy es un gran día, pero ya verás como viene algún gilipollas y lo jode”. Eso es lo que yo siento cada vez que voy de compras, especialmente si tengo que comprarme pantalones, que estos no lleven una goma atrás y si es posible que no me salga por sesenta euros la broma. Siento que se me empieza a agriar el carácter y se me va cortando la leche, no del presente desayuno sino el de quince días atrás, señores propietarios de las tiendas que poblan nuestros grandes almacenes, ¿ES QUE NO SE DAN USTEDES CUENTA DE QUE HAY MÁS MUJERES QUE USAN LA 46 DE LAS QUE PUEDAN USAR LA 38?, ¿Por qué siempre que me gusta algo no hay de mi talla y lo que hay de mi talla es tan espantoso que me dan ganas de tirarme al suelo y comenzar a llorar en posición fetal?.

Por cierto, alguien puede explicarme por favor, ¿cuál es el motivo de que a finales de Julio ya solo queden restos de Zapatos de verano y haya entrado la temporada de otoño?, ¿es que no tengo otra opción de calzado para este mes escaso que las chanclas de la piscina o unas botas de motorista?, ¿con qué se supone que tengo que salir a la calle cuando están cayendo cuarenta grados a la sombra?, unos zuecos asturianos vienen bien????, por que ya puestos a elegir, entre una botas de motorista, zapatos con cordones hasta el tobillo, chanclas de piscina y deportivas para correr una maratón, si al menos me calzo unos zuecos asturianos no habrá quien tenga pelotas a pisarme en el metro.

Pues eso, …. Sea paciente está en España.

El caso es que no había abierto esta sección para hablar sobre ropa, o si, tal vez un poco, sino para desahogarme con mis habituales sobre el tema de las dietas, el peso, los bañadores que van encogiendo misteriosamente de año en año…. y deciros, ¿os habíais dado cuenta de lo rápido que ha pasado todo este tiempo?.

Anuncios

4 comentarios sobre “Requiem por un Zueco

    Nieves escribió:
    agosto 4, 2010 en 12:20 pm

    Jejeje… ays Moni, que razón tienes… nasías p’al sufrí… me ha encantando tu descripción de esta situación… besazos… genial como de costumbre…

    Estrella escribió:
    agosto 4, 2010 en 2:53 pm

    Hola Mónica!! me manda tu enlace mi buenísima amiga Nieves con la que comparto ratitos en el Messenger escaqueándonos del curro, chorraditas en el FB….. y tardes de compras. Hace ya dos años y medio que abrí una tienda de ropa a partir de la talla en la que dejan de proveerse el resto de tiendas de este planeta. Empezamos siendo una franquicia de ropa muy mona tipo Zara y al mismo precio y la verdad es que nos ha ido genial. Estamos en Logroño pero recibimos a amigas de todas partes del País Vasco, Navarra, Aragón y norte de Castilla León y la verdad es que disfruto mucho, mucho, mucho con esta experiencia. Tanto que ahora nos hemos lanzado y estamos fabricando nuestra propia marca, de momento desde la talla 42 a la 58, y buscamos hacer ropa aún mas puntera y mas divertida con el mismo tipo de precios.
    Siempre he tenido una pequeña ventaja sobre el resto de chicas que vienen de compras a la tienda: Jamás he tenido complejos, no se exáctamente porque pero siempre he estado contenta con mi cuerpo y eso que mido 162 y peso bastante mas de 90 kilos.
    Pero me hierve la sangre cada vez que salgo de mi mundo feliz en el que no hay problemas de talla y todas somos guapas y libres y topo con el mundo exterior, un mundo ostil que te juzga por unos cánones de belleza que todavía no sé quién se inventó y que nos convierte en esclavas de unas medidas ridículas y que miden la belleza en centímetros de cadera.
    Soy gorda, siempre lo he sido, pero nunca me he sentido menos hermosa que cualquier otra, de verdad, yo me miro al espejo y no deseo perder kilos, ni serrarme esta hermosa cadera de metro cuarenta y dos. Estoy harta de que el mundo nos trate con un grupo de gente de espaldas a un tipo de “sociedad” delgada por obligación. En la tienda me han llegada a acusar de hacer apología de la obesidad. Por Dios! y Bershka no hace apología de la anorexia y de la bulimia?? creo que de gorda no se muere mucha gente pero la anorexia te mata, poco a poco, anulando tu voluntad y convirtiéndote en una sombra triste y amargada de una mujer torturada por algo tan ridículo como la talla.
    En fin, siento este desahogo pero de verdad que me apetecía compartirlo contigo.
    Me ha encantado leerte.
    Besos.

    monicamartin escribió:
    agosto 4, 2010 en 4:12 pm

    Bueno… que buenisima la respuesta. Encantada de conocerte, tengo que visitarte cuando vaya a Logroño, por que tienes la tienda en logroño, no? mandame un enlace y te agrego a mi blog. Di que es verdad, pesar unos kilos de más, siempre que ese sobrepeso no responda a otro tipo de problemas, claro está, no mata a nadie. Yo llevo toda la puta vida igual, con perdón de la expresión. Siempre he corrido, nadado, hecho el amor, salido de juerga, andado y montado en bici. He caminado más de lo que aguantan muchas personas que pesan mucho menos que yo y me siento muy orgullosa de mi cuerpo. Para ligar, divertirse, vestirse, vivir la vida a tope no necesitamos meternos en una talla 36; con todo mi respeto por la talla 36. A mi me encantan las mujeres que tienen un poco de carne, no soporto abrazar a una mujer que deseo y que se le noten las costillas. Las costillas siempre me han dolido cuando eran ajenas, me da la sensación de enfermedad, tristeza, hambre, ganas de ser aceptada por una sociedad que exprime a la mujer.
    ¿qué no?
    Tú eres tía y tendrás que depilarte las axilas, las ingles, las piernas y los pelos que te salen en los dedos de los pies. Si eliges la cuchilla, será antiestetico pero indoloro, si eliges la cera…eres una valiente , si eliges la crema más te vale que tu piel no sea sensible, lo digo por experiencia. Si eliges la definitiva tendrás suficiente pasta para pagarla, afortunada tú.
    Si eres tía deberas llevar tacón a las bodas, preferiblemente con un vestido elegante. El tacón es una herrramienta de tortura que puede joderte la espalda de por vida. ¿Sabias que hay algunas famosas que se inyectan colagenos en las plantas de los pies para seguir llevando tacón y esto solo lo hacen para seguir saliendo guapas en las fotos?. E día de mi boda me puse tacones y tuve un pie dormido durante tres meses.
    Si eres tía, te saldrá el instinto maternal solo. Serás dulce, guapa, delgada y siempre llevarás el pelo perfecto o al menos eso es lo que quisiera para ti la sociedad.
    En este siglo puedes tener trabajo si, pero cuando arribi a la tua morada, te tocará fregar platos, planchar la ropa de los dos, bañar a los niños y lo entenderás porque eres mujer y se supone que las mujeres tenemos que ser comprensivas como madres.
    Muchas amigas mías que son heterosexuales me han dicho, que tengo mucha suerte de ser lesbiana, de no tener que enfrentarme a los problemas que se enfrentan ellas en su vida diaria, y yo siempre les contesto … desde cuando ser lesbiana me exime de ser mujer, puede que no tenga que quitar los pelos de su pecho de la ducha o bajar la tapa del inodoro pero te aseguro que entre nosotras y de cara a la sociedad seguimos teniendo otros problemas.

    Lo dicho muchas gracias por visitar el blog, si estas en Logroño pasaré por tu tienda a ver lo que se cuece y a ver si de paso cae un bocatita del tio agus… que esta de muerte….

    sabots escribió:
    agosto 13, 2010 en 12:58 pm

    Muy bonitas zuecos

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s