Cerezo que florece

Posted on Actualizado enn


Y si… la tierra se derrite.

Si ha vuelto a nosotras este sentimiento gris para dañarlo todo.

Y si… de verdad, no estamos preparadas para volver a desnudarnos.

Y si… tras haber cruzado este mar embravecido resulta que en el fondo te encuentro triste.

Y esa tristeza, descubro, es por mi culpa.

Por haberte deseado tanto

Sin dejarte respirar

Crecer

Sentirte un poco más humana.

Siendo un animal, como soy, entenderás que no quiera ni pueda dejar de desearlo.

Volver a cruzar esas olas gigantes, ya sabes,

Marcianas

Para regresar a tus pies

Y en ellos volver a sentirme como una niña.

Amanecer en un acantilado verde

Respirar entre tus piernas

Y crecer como un oso que ha despertado.

Hibernando

Ser más osa, menos persona

Ser más árbol y menos humana

Ser como la semilla que nace y no necesita nada ni nadie para ser

Un majestuoso, impresionante, magnifico y enorme

Cerezo que florece.

Cerezo que florece.

Y si… resulta que ha pasado demasiado tiempo

No quiero sentirme ni tan vieja

Ni tan cansada

Ni tan triste.

Ni enfrentarme al fin de nuestro mundo

Ni haberme muerto para reflejar en tus ojos

Esa tremenda soledad que dejaría mi ausencia.

Esa vida sin sentido que no termina de ser humana.

Qué puedo hacer si sé que no soy humana.

Y si… en el fondo, todo se basa en el miedo

En la angustia de despertar un día

Y darme cuenta de que es verdad.

Estoy expuesta

Abierta ante ti

Y ante toda la humanidad

Y… si naranjitas, resulta que no puedo dejarlo

Y que eso me hace vulnerable. Débil, pequeña.

Que vamos a hacer cuando descubras que en realidad tu animal domestico soy yo.

Que vamos a hacer cuando el impresionante cerezo pierda sus flores.

Y se hayan terminado los cereales en la despensa.

Y los niños no paren de llorar por la noche.

Y la luz del alba no alumbre un nuevo día sino una nueva jornada…

Y ya no sea más un árbol, ni un oso, ni un marciano, sino otra cosa mucho más sencilla y simple.

Una persona que mira a otra con la ilusión de la vida marcada en sus ojos.

Con la esperanza del encuentro en el meridiano de todas las edades del mundo.

Con la entrega de continuar siendo, no lo único ni lo más importante, sino lo imprescindible.

Eso que jamás te dejarías olvidado en ningún lugar.

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s