Sobrevivir

Posted on Actualizado enn


 

Dicen que la buena suerte no es compañera de un artista, que si esta aparece su genialidad se corrompe y no regresa jamás. Tengo mis dudas sobre ello, si reviso la figura de Dalí, siento serias dudas al respecto.

 

Tal vez el problema este en que esperamos demasiado de la vida, fama, gloria y fortuna. Sobre todo fortuna y quizá deberíamos plantearnos de forma íntima y sincera si esa fama, esa fortuna y esa gloria nos hará realmente felices.

 

Concluía Punset en “Su camino a la felicidad”, que esa insatisfacción constante del ser humano no es más que un mecanismo biológico, son profundas cicatrices que nos llevan a superarnos en el deleite del placer y que si hay una verdadera definición de felicidad, tal vez ésta se aproxime a la fugacidad, al brevísimo espacio de tiempo que uno lo disfruta.

 

Véase como referencia un orgasmo. Una intensa búsqueda de placer que concluye en una explosión de sensaciones, en ocasiones tremendamente ruidosas.

 

Y ¿después?

¿Qué?

¿El vacío, otra búsqueda en el camino o un breve descanso?

Tal vez, ¿un cigarrito?

 

Cada cual que escoja la mejor forma de supervivencia en su propio caos. Yo me quedo descansando un poquito., acunada entre las sabanas limpias que me ha prestado esta noche efímera que es la vida. Saboreando el momento, transpirando normalidad. Vacilando en esos vestigios gallardos de reintentos. Orgullo de gitana comedida en la poderosa satisfacción que le da el poder de la sinceridad y la palabra. Pues grito, o callo, pero siempre soy yo misma. Descanso en la herencia, más bien chulería, desparpajo. Teatro de sombras que finalmente se queda en nada.

Buena suerte.

Otras noches suerte neutra.

Y en las noches venideras un calor que aplasta conatos de incendios verbales.

 

Es un deber humano sobrevivir a cualquier cumbre de felicidad que una se encuentre en su camino para recordar otros momentos de la vida menos altivos y que a fuerza de dolor forjaron el desarrollo de la paciencia, tan escasa y necesaria en estos días.

 

Y tú, ¿cómo sobreviviste a tu último momento de felicidad?

 

Anuncios

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s