Caminos I

Posted on Actualizado enn


Cabaret Místico, Alejandro Jodorowsky.

Voy a romper la norma de hablar sobre un libro aún no habiéndolo terminado por completo. Quizá porque necesito hacer una lectura interior menos poética o quizá porque deseo racionalizar y no olvidar lo que estoy leyendo; quizá porque es menos aleccionador de lo que esperaba o quizá porque lo agradezco inmensamente; quizá porque su forma de hablar sobre las rupturas internas del alma humana es conmovedora, rica y nítida. Quizá sencillamente porque se ha convertido en un detalle hacía el lector la contundente claridad con la enfoca los pequeños capítulos que condensan su mediático camino interior.

Desde que empecé a leer el libro no puedo evitar verme envuelta en una vorágine de introspecciones que poco tienen de prudentes, empezando por el ego, la vanidad, el orgullo y terminando por aceptar que muchas veces no converso con las personas sino que simplemente intercambio tiempos de locución. Sufro la enfermedad crónica actual o lo que es lo mismo, me impulso a mi misma en parloteos, esperando, deseando y creyendo que en cinco o diez minutos que mi interlocutor me concede podré liberarme de toda esta negativa vivencia que arrastro cada día. Como todos si abro la boca es para quejarme, sobre banalidades, porque si me despojo de ese único ejercicio útil que me libera durante unas horas de mi enfado interior… qué me queda?, qué?.. Empezar a sentirme triste por cuantas cosas deseo y no obtengo o ser de una vez totalmente sincera conmigo misma y obrar en consecuencia.

Ayer me hice la florecilla, decidí ser retro-receptiva y el destino me trajo una sorpresa. Toc-toc, sin culpabilidades, morena, que lo que tienes lo has elegido tu solita. No lo traje. Como diría tito Vázquez, allá tú.

En este tratado sobre la normalidad estoy atrapada, como esa silenciosa deuda Carmica que todos los días me visita y que también está rota. Puedo sentir su presencia, desde el principio su dolor, desde el principio su impotencia, sus malos recuerdos. Su coraza detrás de una voz fuerte esconde una niña que lucha por unir lo que se le ha quebrado. Ahora está descansando, algo que respeto y apoyo porque me da la esperanza de que eso le ayudará pronto a sanar. Recuerda: Pneuma es el alma, o al menos eso decían los griegos.

Pese a lo que parece ésta no es una carta de frustración, fracaso o maldición similar que tenga el poder de paralizarme, todo lo contrario, es una revelación al haberme dado cuenta que el silencio, escucharse y afrontar las cosas sin miedo es la única vía para alcanzar no ya una felicidad plena sino una calma que te permita continuar caminando.

Hay que retro-recogerse interiormente y escuchar lo que nos rodea, a las personas, al tráfico, a los árboles, a todo por un solo motivo … siempre que hay alguien escuchando existe un mensaje que llega.

Anuncios

2 comentarios sobre “Caminos I

    Songo escribió:
    abril 6, 2008 en 4:23 pm

    Ante una sociedad donde impera el ruido y el materialismo, se hace necesario una

    – PAUSA PNEUMÁTICA
    – PAUSA EN SILENCIO

    Saludos Poeta

    monicam_g@yahoo.es escribió:
    abril 7, 2008 en 7:07 am

    Todos los ruidos son necesarios, por eso existen. Sólo hay que aprender a discriminar cual nos conviene en cada momento.

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s