Créditos rápidos, fáciles y con letra pequeña

Posted on


Noticia extraída del portal Bolsa cinco.


C. Navas / M. Monteavaro :: 28/11/2005 :: 07:57 h.

Las financieras y bancos españoles han encontrado un nuevo filón en un negocio en auge: el de los créditos rápidos de consumo. Estos productos, en la mayoría de los casos de hasta 6.000 euros, utilizan la rapidez y las bajas cuotas mensuales de amortización como arma de atracción. En contrapartida, su interés oscila entre el 20% y el 25%, tres veces por encima de la media del mercado.

Cuenta Ahora, CrediAgil, Cofidis o Dinero directo son nombres que a casi nadie le resultan desconocidos debido a las agresivas campañas publicitarias que las entidades financieras realizan en los medios audiovisuales. Campañas, que aunque según las propias entidades no van dirigidas a públicos concretos, suelen emitirse en los horarios matinal y de sobremesa, para captar clientes sobre todo entre las amas de casa y la población inmigrante.

Estos créditos suelen estar enfocados a cubrir pequeños gastos familiares, tales como reformas, renovación del mobiliario o pequeños caprichos, como un viaje o una televisión nueva. Entre sus ventajas destaca que sus suscriptores no tienen que dar ni garantías ni explicaciones a la entidad emisora. Además, el cliente puede disponer de su dinero en un plazo máximo de 48 horas a partir de la aprobación del crédito por la financiera.

Un número de cuenta, el DNI, una nómina o justificante de ingresos y, en algunas ocasiones, una línea fija de teléfono suelen ser los requisitos necesarios para poder optar a la concesión del crédito. Un dinero rápido y fácil que se puede devolver en cómodos plazos.

Letra pequeña

Pero antes de solicitar alguno de estos créditos es necesario estar informado de todas las condiciones del préstamo y no pasar por alto la letra pequeña del contrato, ya que nadie da duros a pesetas. Actualmente, la media de interés nominal que se está pagando en estos créditos es de un 20% ó 25 %. Un tipo de interés dos o tres veces mayor que el establecido en los créditos de consumo tradicionales.

Más sencillo. Por poner un ejemplo, si solicitas 6.000 euros en Cuenta Ahora de Mediatis, tendrás que devolver a la financiera 8.820 euros, es decir, 42 cuotas de 210 euros. Es importante tener en cuenta que las cantidades de amortización se elevan de forma proporcional al tiempo al que se ha contratado el préstamo. Haciendo cálculos, 4.000 euros a un 20% TAE, supondrían 950 euros de intereses a 25 meses, 1.400 euros en 36 meses y 1.880 euros de más en 49 meses.

La mayoría de las entidades explican a sus clientes las comisiones de apertura y cancelación de este tipo de créditos, que suelen moverse entre el 0% y el 2%, y dejan para la letra pequeña las comisiones establecidas en los casos de cancelación anticipada del préstamos, dato del que los clientes deberían estar informados antes de formalizar la operación, y que suele rondar el 1,5%.

Otro de los gastos adicionales que no aparece en la publicidad y que cada vez resulta más habitual en la concesión de estos productos es el derivado de la apertura de seguros de protección de amortización. En el caso de Imagine, es obligatorio contratar un seguro de protección de pagos obligatorios, lo que supone en el caso de un crédito de 3.000 euros uno coste adicional de 160,62 euros.

Incluído en la cuota
Max/euros, importe máximo a solicitar. C.A., comisión de apertura. C.C., comisión de cancelación. CCA comisión de cancelación anticipada. * Cantidad ampliable y renovable.

Anuncios

Comenta, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s